Vive la Palabra

Vive la Palabra

¿Qué significa temer a Dios?

Hay personas que malinterpretan el temor de Dios. Creen que se refiere a tenerle miedo a Dios. La idea de un Dios perseguidor y castigador es una de las enseñanzas más populares que ha creado la religión. Sin embargo, la Biblia enseña lo contrario. El libro de Proverbios dice: “El temor del Señor conduce a

Leer mas..
Vive la Palabra

El secreto para tener un corazón agradecido

Los seres humanos por naturaleza somos malagradecidos. Cuando la tribulación golpea con fuerza nuestras vidas tendemos a ser olvidadizos e ingratos; nos comparamos con los sanos y vigorosos, con los que disfrutan de un buen empleo o con los que tienen las cosas que nosotros no tenemos. La falta de agradecimiento es un pecado que

Leer mas..
Vive la Palabra

¿Qué hacemos mientras esperamos que Dios responda nuestra oración?,

El Salmo 37:7 dice: “Confía callado en el Señor y espera en Él con paciencia”. Yo he estado muchísimas veces en la sala de espera. Sé lo que se siente. Tendemos a desesperarnos. La preocupación nos oprime el pecho y nos apoca el alma. Una sola pregunta ronda en nuestras cabezas: ¿por qué te tardas,

Leer mas..
Vive la Palabra

Las familias disfuncionales y Cristo

Los padres cristianos tenemos la misión de educar a nuestros hijos en los principios establecidos por Dios en su Palabra. Debemos enseñarles a discernir entre el bien y mal e instruirlos en la verdad. Además de ser sus guías y autoridad, modelamos sus vidas con nuestra conducta. Tengo un amigo que frecuentemente le dice a

Leer mas..
Vive la Palabra

Señor, enséñanos a orar

“No sé orar; ¿existe un patrón o guía de oración?”, me preguntó con mucha preocupación una mujer. Creo que todos los creyentes en nuestro caminar cristiano hemos pensado que nuestras oraciones no llegan a los oídos de Dios. Los discípulos de Jesucristo también tuvieron esta inquietud. En una ocasión, “aconteció que estando Jesús orando en

Leer mas..
Vive la Palabra

Chismes, mentiras y calumnias, por la Lic. Liliana D. González

Era domingo y subía con mi familia el cerro Ávila. El pulmón vegetal más importante de Caracas, Venezuela. El paseo es un verdadero placer para los sentidos. Se respira pureza y uno se embelesa con las flores de Galipán. Mi esposo y yo estábamos ensimismados con los riachuelos y con el canto de las aves.

Leer mas..
Vive la Palabra

¡Sal a ayudar a otros!, por la Lic. Liliana D. González

¿Recuerdas a las personas que te han ayudado a lo largo de tu vida? Tal vez justo cuando más lo necesitaste recibiste el socorro financiero de un amigo, quizás un profesor te ayudó a encontrar trabajo, o en los momentos desesperados encontraste unos oídos atentos y unos brazos cálidos donde descansar. En mi caso, ha

Leer mas..
Vive la Palabra

Una mano divina te sostiene, por la Lic. Liliana D. González

Dios nos ha esculpido en las palmas de sus manos (Is. 49:16). Las manos que formaron a Adán del polvo de la tierra, las que multiplicaron los panes y los peces, las que calmaron la tormenta, las que sanaron al leproso, las que por amor llevan las cicatrices de los clavos, son las que nos

Leer mas..
Vive la Palabra

TESOROS EN EL CIELO, por la Lic. Liliana D. González

Vivimos como si nunca fuésemos a morir. Nos aferramos apasionadamente a la vida, pero lo cierto es que somos como la neblina, que aparece por poco tiempo y luego se desvanece (Stg. 4:14). El salmista expresó: “Nadie puede vivir para siempre; todos morirán; nadie puede escapar del poder de la tumba” (Sal. 89:48). A pesar

Leer mas..
Vive la Palabra

HÁBITOS SANTOS, por la Lic. Liliana D. González

¿Es posible que lleguemos a ser santos a pesar de los pecados que cometemos a diario? Dios demanda santidad: “Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; pues está escrito: «sean santos porque yo soy santo»” (1 P. 1:15-16). Si Dios nos pide santidad es porque

Leer mas..
Scroll to Top