Vive la Palabra

LA TERCERA PERSONA, Por la Lic. Liliana D. González

Es un privilegio hablarte del gran amor de mi vida. Alguien que no veo con mis ojos, pero palpo perfectamente con mi alma. Cual brisa fresca me despierta durante las madrugadas invitándome a platicar. Una inmensa alegría invade mi alma cuando le canto y lo alabo. Lágrimas bañan mi rostro al verme rodeada de su

Leer mas..

JESÚS PASÓ POR ESO, por la Lic. Liliana D. González

¿Has recibido malas noticias? Cristo también. El evangelio de Mateo narra que después de que Herodes mandó a decapitar a Juan el Bautista, sus discípulos recogieron el cuerpo y le dieron sepultura. Cuando Jesús recibió la noticia, se fue de allí Él solo, en una barca, a un lugar apartado (Mateo 14:13). Jesús fue a

Leer mas..

Volvamos a ser niños, por la Lic. Liliana D. González

“Cierto día, algunos padres llevaron a sus hijitos a Jesús para que los tocara y los bendijera, pero los discípulos los reprendieron por molestar al Maestro. De inmediato, Jesús llamó a los niños y les dijo a sus discípulos: «Dejen que los niños vengan a mí. ¡No los detengan! Pues el reino de Dios pertenece

Leer mas..

LA FUENTE DE AGUA VIVA, por la Lic. Liliana D. González

Después de cuarenta y cinco minutos de caminata intensa siento desfallecer a causa de la deshidratación. La sed es una sensación desesperante. La garganta se reseca y la lengua se pega al paladar. ¿Y qué me dices del hambre? Cuando nos falta el alimento, una sensación de vacío se extiende por el estómago causando mareos

Leer mas..

La confrontación: un puente hacia la paz, por la Lic. Liliana D. González

“Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mateo 5:9). Estas palabras de Jesús han sido malinterpretadas. Hay quienes creen que ser un pacificador es quedarse cruzado de brazos viendo el comportamiento incorrecto. Pareciera que buscar la paz significa callarse o, en el peor de los casos, habituarse a situaciones malsanas con el

Leer mas..

La Belleza de ser Mujer, por la Lic. Liliana D. González

Hace poco, mientras hacía algunas compras, tropecé con un buen amigo al que no veía desde hacía algún tiempo. Muy entusiasmado me presentó a su esposa. La primera impresión que tuve de ella fue favorable, pero después de escucharla hablar mi percepción cambió por completo. Se expresó con tal vulgaridad que en una corta oración

Leer mas..

Herederos del Cielo

“Cierto día, algunos padres llevaron a sus hijitos a Jesús para que los tocara y los bendijera, pero los discípulos los reprendieron por molestar al Maestro. De inmediato, Jesús llamó a los niños y les dijo a sus discípulos: «Dejen que los niños vengan a mí. ¡No los detengan! Pues el reino de Dios pertenece

Leer mas..

Orar sin cesar, por la Lic. Liliana D. Gonzále

Estoy convencida de que si queremos ver milagros diarios en nuestras vidas necesitamos orar persistentemente. Sin embargo, orar sin cesar parece una tarea imposible, pues tenemos numerosas obligaciones por cumplir y la sola idea de permanecer de rodillas con la cabeza inclinada y las manos entrelazadas se torna absurda. Empero, no podemos olvidar que la

Leer mas..

¡HAY ESPERANZA!, por la Lic. Liliana D. González

Hoy día las naciones del mundo batallan contra la pobreza, el hambre, la corrupción, las guerras, el terrorismo, los desastres naturales, la decadencia moral y un sinnúmero de problemas que las golpean sin piedad. Tal vez, esos pueblos se han preguntado si Dios los ha abandonado. Claro que no. “Jesucristo es el mismo ayer, y

Leer mas..

Enumera tus bendiciones, por la Lic. Liliana D. González

Vivimos en un mundo caracterizado por la incertidumbre. El no saber lo que nos depara el futuro nos genera ansiedad. Por eso, Dios enseña en la Biblia la sabia manera de vivir enfocados en sus bendiciones. El Salmo 103 es una de las alabanzas más preciosas, la escribió el rey David inspirado por el Espíritu

Leer mas..
Scroll to Top